Cómo convertir tu blog en un negocio

 

Tiempo de lectura: 42 minutos

¿Estas teniendo problemas para generar ingresos con tu blog?

¿Llevas algún tiempo intentando que el blog que comenzó como una afición genere ingresos y… se autofinancie o incluso se convierta en tu modo de vida?

Puedo ayudarte a convertir tu blog en un negocio… y puedo hacerlo por una única pero poderosa razón…

yo también «estuve allí»…

Resumen

 

Me gusta (sobre todo cuando los posts se me van de madre como este) incluir un resumen al principio para que te sea más fácil la navegación por si te gusta y lo usas de consulta recurrente y facilitar la lectura.

También verás distintas zonas de color amarillo, en ellas incluyo un enlace para que lo descargues en formato PDF si prefieres este formato para llevar en el tlf o leer en tu aplicación favorita.

 

 

introducción

 

Tal vez has estado siguiendo a un gurú de Internet que tuvo su momento de éxito hace 5 años, pero lleva predicando las mismas tácticas desde entonces.

Tal vez has tenido mala suerte.

Tal vez no.

El marketing en Internet siempre está cambiando, y en este momento hay un cambio brutal hacia la autenticidad y la transparencia.

Este cambio tampoco es exclusivo del marketing en Internet.

Piénsalo…

¿Qué tienen en común las tendencias de los alimentos kilometro cero, las empresas que adoptan posturas políticas y la reciprocidad educativa en marketing?

El deseo del consumidor de negocios en los que pueda confiar.

O mejor aún, un negocio con el que pueden construir una relación.

Para construir un negocio sostenible hoy en día, debes usar el respeto por el cliente y ponerlo y anteponerlo como el centro de todo.

Quizás te suene difícil y raro pero no lo es…

simplemente se trata de no avasallarlo, no atropellarlo…

«Entregar el mensaje correcto, a la persona adecuada en el momento oportuno»

Si no, lo que pasará es que te estarás preguntando continuamente en que fallas y lo único que ocurre es que usas estrategias obsoletas y que ya no funcionan.

Quizás deberías empezar por este post. En él explico algo importante que hay que tener en mente antes de comenzar un negocio. Espero…

.
.
.

Verás

Quizás yo no sea el mejor espejo en el que mirarse

yo tardé casi 4 años y medio en generar algo de dinero con mi blog

y si, siendo sinceros quizás no fui constante, al menos lo constante que debiera haber sido…

Tenía rachas de publicar todos los días y otras veces pasaban los meses sin un solo post.

Aprendi mucho, sobre como escribir, subtítulos, distribución del contenido…

Pero de negocios cero.

Lo raro hubiera sido que si… y por una razón: un blog NO es un negocio.

Será una parte (importante), pero no un negocio en si mismo

Y si no, piénsalo…

¿Qué es un blog?

 

Dentro de la perspectiva del negocio el blog es una parte de él, pero no es un negocio en si mismo.

El blog te da a conocer a gente que ni sabes que existes y por medios de sus contenidos te permite presentarte frente a esa audiencia como parte de la solución a su problema.

Un blog por tanto:

Te permite ser descubierto

Puedes demostrar tus conocimientos y establcer tu autoridad en determinada materia (atento que he dicho determinada, no en todo)

Te ayudará a generar confianza (con el tiempo)

Y (MUY IMPORTANTE) te permitirá convertir lectores en suscriptores (primer paso en le viajes de conocido a cliente)

Poniendo el blog en el contexto de un negocio el blog es la herramienta para la generación de leads (clientes potenciales)

Nos permite llevar a un total desconocido a cliente potencial.

Nada más.

Y nada menos.

¿Estoy diciendo con esto que blog no vale nada o sirve de poco? Para nada.

Pero hay que tener en cuenta sus limitaciones:

Un blog NO es una fuente directa de ingresos

NO es un producto (en si mismo)

El blog NO es la herramienta de conversión

Normalmente alguien te encuentra por medio de tu blog…

Se suscribe a tu lista de correo…

Compra tu producto…

Repite o compra algo de mayor valor.

El blog es el primer paso de un largo viaje que hace un desconocido en la red hasta que por fin llega a ser cliente (Customer Journey)

¿Y qué estuve haciendo todo ese tiempo con mi blog?

Producir contenido.

Ese fue mi único foco, no tenía la más mínima estrategia después de eso… NADA.

En algunos de los posts (no en todos) daba a los lectores la posibilidad de suscribirse…

pero tampoco tenía una estrategia clara a ese respecto.

De hecho pasaban los meses sin que recibieran nada por mi parte.

Dime una cosa

¿esa es una estrategia de negocio?

¿Podría alguien ganar dinero de esa forma?

De ninguna de las maneras.

Esto que te he descrito más arriba no es más que un hobby.

Era algo que me divierte y que me gusta (si, me gusta escribir) pero podría haber estado así otros diez años y no hubiera gana ni un euro.

No me había preocupado en absoluto por resolver el problema de nadie sino en escribir de lo que me gustaba.

¿Qué es un negocio?

 

Un negocio es un sistema automatizado que genera flujo de dinero.
Las empresas existen solo por una razón: para ganar dinero.

Están automatizados en gran medida y, por lo tanto, no requieren la participación activa de los propietarios.

Una empresa necesita 4 condiciones para tener éxito:

  1. Estar basado en un mercado  muy específico
  2. Resolver un problema real de gente real
  3. Ofrecer soluciones reales y concretas a esos problemas
  4. Contar con un sistema automatizado que cree demanda y entregue la solución 

Muchos bloggers van por libre.

Dicen (incluso a si mismos) que están construyendo un negocio y que para generar confianza y credibilidad necesitan un blog donde escribir sus reflexiones y que a la vez les sirve de medio para que contacten con ellos requiriendo un producto o servicio los posibles clientes.

Y si, puede que alguno gane más o menos dinero de esta forma pero sigue sin ser un negocio completo.

Sin la automatización es simplemente un intercambio de tiempo por dinero y sería muy difícil hacerlo crecer (escalar) ya que el tiempo es un bien limitado.

 

La Base: El Modelo de Negocio

Lo primero que necesitamos es un modelo de negocio viable.

¿Qué quiero decir con viable?

Que se ajuste a la realidad y se pueda llevar a cabo.

¿Qué necesitamos?

  1. Un mercado real muy especifico (nicho) que tiene una necesidad real
  2. Comprender claramente en que consiste esa necesidad y tener capacidad de generar una solución para él
  3. Qué sea posible un nivel de precios por el que sea posible mantener el negocio
  4. Capacidad de poder escalar bien, vendiendo a más precio, a más clientes o haciendo que estos compren más veces.
  5. Automatizarlo de tal manera que genere el máximo de rentabilidad con el menor esfuerzo posible.

Importante este último punto.

Por automatizar no me refiero a que la pasta te caerá del cielo mientras estás en un playa paradisíaca, eso solo es humo que te venden algunos.

Pero cuidado. No serás el primero ni tampoco el último que muere devorado por su propia criatura y se ven atrapados por una maquinaria que te obliga a estar 24/7 pendiente de todo tipo de tareas y apenas generan ya no para vivir sino para pagar.

EJEMPLO:

Supongamos que nuestro negocio se basa en la venta de un libro electrónico (la materia no importa ahora) cuyo precio es de 3€.

Cómo lo único que usamos es nuestro blog y distribuimos su contenido en fuentes gratuitas (redes sociales) los 3 euros son beneficio (suposición poco realista de entrada porqué habrá que pagar impuestos).

Además sabemos que el alcance gratuito de redes sociales está bajo mínimo (luego habrá también que apoyarse en tráfico de pago, pero de momento vamos a darlo por bueno).

Si nuestro propósito es vivir de esto y teniendo unos gastos mínimos de 3.000€ necesitamos vender 1.000 copias el ebook.

Supongamos también que en nuestra lista de suscriptores hay 30.000 (lo dudo y en caso de ser verdad habrá que ver la «calidad» de los mismos) y que convertimos un 10% normalmente (esto ya si que es mucho suponer).

Aún sumiendo estos números necesitaríamos al menos 3 meses como mínimo.

Por otro lado hay que tener en cuenta que el tiempo que nos llevó el libro fue de unos 6 meses (si después podemos venderlo en incontables ocasiones y no necesita intervención activa por nuestra parte podemos darlo por válido).

Aún con estos datos de partida debemos estar continuamente generando una cantidad suficiente de suscriptores nuevos cada mes para sostener el modelo

Escala de Valor (Value Ladder)

 

El ejemplo anterior nos sirve para introducir un concepto básico en nuestro objetivo de convertir tu blog en un negocio: La Escala de Valor.

Escribir un ejemplo como el anterior para nuestro caso es un buen ejercicio para continuar con ir «retocando los números» para obtener una visión más realista y ajustada a una realidad que además sea asequible por nosotros.

La solución al supuesto pasa inevitablemente por aumentar los medios de obtener dinero, es decir, ofrecer además del ebook otros productos/servicios aumentado la relación valor/precio de los mismo y con el mayor nivel de automatización posible.

Por ejemplo:

Ebook, producto de bajo precio o de entrada, 3€

Membresía, programa de suscripción a contenidos exclusivos, 19,90€/mes

Programa de consultoría grupal, 400€ por persona en reuniones de 6 personas y 16 horas de formación (2 jornadas)

Incluir el programa de membresía es decisivo.

Este nos permite tener ingresos recurrentes un mes tras otro. Son muchas las ventajas de este modelo de negocio, básicamente la estabilidad:

estabilidad, salvo hecatombes o avalanchas, el objetivo es que nuevos superen a quienes abandonan (chunk rate) y llevar un progreso continuado y sostenible a un año vista.

Si te interesan los modelos de negocios basados en suscripciones puedes seguir leyendo aquí.

 

Cómo encontrar un nicho viable

El mayor error que se puede cometer cuando se comienza un blog es suponer que por el hecho de compartir contenido de valor va a funcionar, que vas a tener cientos o miles de lectores diarios y que muchos terminarán siendo clientes.

Bueno no es del todo incorrecto.

Dependes de la suerte… y todo no va a ser mala.

Pero… ¿Conoces a algún negocio que dependa de la suerte?

¿Cuántos directores comerciales conoces que digan… «vamos, a ver si hay suerte y vendemos»?

Si no sabes cual es tu mercado… ¿cómo sabes cual es tu público? y peor…

¿cómo sabes que problema debes resolver?

Esta es la pregunta del millón, una vez contestada si es la hora de comunicarlo para que aquellos que tienen un problema sepan que TU puedes resolverlo.

Entonces… ¿Cómo descubrir un nuevo nicho de mercado?

Bueno, debes empezar por tus propias habilidades, intereses…

Después busca grupos de personas con estas mismas características y averigua donde «se reunen»… blogs que leen, foros, webs que visitan, personajes o marcas que siguen en facebook, twitter o instagram…

Averigüa…

Sus frustraciones…

sus deseos…

sus carencias…

sus aspiraciones…

Con esto tendrás una idea muy aproximada del problema al que se enfrentan y qué solución(es) se les puede ofrecer.

No tengas prisas… cuando más tiempo pases en esta fase… mejor irá después.

Además es un proceso vivo: abre un documento y ve añadiendo notas… SIEMPRE.

Los errores de esta fase de averigüación de tu nicho serán de graves consecuencias en el futuro (idea de mercado que en realidad no existe, producto mal diseñado o que tu público no este dispuesto a pagar por él).

Por eso es superimportante que conozcas perfectamente a tu cliente ideal.

Dice Peter Drucker:

«El objetivo del marketing es conocer tan bien a tu posible cliente que tu producto se ajuste tanto a él que vender se convierta en algo superfluo»

Para ayudarte puedes descargar esta hoja de trabajo (qué es la que yo uso). Es muy sencilla pero a la vez muy potente ya que haciéndolo bien, puedes conseguir, no solo conocer bien a tu avatar de cliente, sino que incluso te ayudara a la hora de elaborar tus textos para dirigirte a ellos de una forma clara, concreta, específica y muy eficaz.

identificando el problema a resolver

 

Una vez tengas identificado tu público comienza el proceso de ofrecer una solución: la construcción de tu producto o servicio.

Algunos aspectos a tener en cuenta:

El problema debe provocar el suficiente «dolor» como para que tu público esté dispuesto a tomar acción.

Qué el tamaño del mercado sea suficiente como para ser rentable.

Qué el problema o carencia sea lo suficientemente grave como para que estén dispuesto a pagar por él.

Si existen otras soluciones (competencia), la tuya debe ser lo bastante diferente o especifica para que el público prefiera la tuya a otra.

Respecto a este último punto cuidado. No digo que busques algo sin competencia, mucho cuidado con esto porqué el hecho de que no haya competencia puede significar que No HAY mercado.

Por ejemplo: el mercado de dietas y perdida de peso

Puede haber miles de soluciones, si tu solución promete lo mismo que los demás, piensa…

¿Por qué van a escoger la tuya y no otra que además lleva más tiempo en el mercado y puede ser contrastada más fácilmente?

Tendrás que recurrir a especialización, forma de entrega (app, memebershipsite, más elementos de valor…).

También cuidado con entrar en un mercado y establecer una política de precio agresiva con las mismas prestaciones… osea, entrar en el mercado por precio.

Hay una regla de oro respecto a esto. Por precio siempre va a entrar otro más barato que tu… solo es cuestión de tiempo.

Es distinto por ejemplo a que racionalices y optimices el proceso de producción/creación que sea posible una rebaja de precio suficiente como para convertirla en tu elemento diferenciador de la competencia.

Por ejemplo, fíjate en el mercado de trajes para caballero.

Tenemos el sastre, que elabora TU TRAJE, único, a la medida. Diseñado para ti desde el tejido, puños, cuellos; hasta tus medidas.

Al hecho de la exclusividad tendríamos el número de horas que el equipo o él mismo está trabajando para ti.

Por otro lado tendríamos un traje de tienda o gran almacén. La diferencia en precio es evidente. 

¿Es un traje? si, pero no tu traje.

Pierdes «prestaciones» a cambio de un precio menor.

Una alta automatización del trabajo también permitiría poder ofrecer un producto o servicio a menor precio.

Es el caso por ejemplo de mi servicio automatizado de webs para pymes y comercios SMARTWEB.

Al igual que el ejemplo del traje, estás webs ya están creadas, no hay que destinar más tiempo a ello con lo que el coste en recursos humanos es mucho menor.

¿Son completas? Si.

Solo que están ya terminada solo para cambiar los textos demo por los tuyos y puedes personalizarla tanto como quieras pero con alguna limitación. Por contra son un 90% más baratas que una diseñada en exclusiva para ti. 

cómo encontrar una solución (producto/servicio) adecuada y viable 

Sólo una vez tengamos muy claro cúal es nuestro nicho de mercado y la problemática que tenemos que resolver podemos ponernos manos a la obra con la solución (producto/servicio) que vamos a ofrecer.

A tener en cuenta:

Podemos ofrecer distintos productos y servicios pero todos relativos a distintos matices del problema del público objetivos (distintas categorías/distintos precios)

También podemos ofrecer distintos niveles de implicación por nuestra parte en la solución (recuerda Día 3 Escala de valor).

Puede que la solución que encontremos sea genial para los potenciales clientes pero requiera tantos recursos por nuestra parte que el precio sea inasumible…

o también se puede dar el caso que la solución sea ideal para nosotros (ecuación recursos empleados/precio) pero necesitemos una cantidad de ventas lejos de la realidad.

De nuevo, no apresurarse en esta fase vuelve  a ser definitivo.

Antes de comenzar el desarrollo del producto conviene testar lo que tenemos para ver que respuesta obtenemos, así podemos ahorrarnos una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en algo que luego no valdría.

La mejor forma de hacerlo es entregar de forma gratuita (tranquilidad, ahora queda explicado más abajo) parte de nuestra solución.

Una versión resumida de nuestra solución, por ejemplo.

«Entrega tu trabajo a 10 personas, si se extiende, sabes que estás haciendo algo bien» Seth Godin.

Si este recurso que entregamos gratis no se propaga como si no hubiera un mañana, sabemos que tenemos algo que ajustar…

bien repensar nuestro público…

la solución en si…

o quizás la forma en que la estamos comunicando… pero está claro que algo no va.

Ajustándonos a la escala de valor tendríamos algo parecido a esto:

 

– Ebook gratuito (descripción general del problema y solución)

– Libro (guía paso a paso)

– Video guía (libro+videos+casos de éxito)

– Consultoría a coaching personal

 

la pre-venta

 

Puede que a muchos os preocupe el hecho del tiempo necesario para crear el producto…

¿Cuánto tiempo necesito?

¿Cómo tirar esas semanas o incluso meses?

Bien, no hay porqué correr ese riesgo.

No es necesario emplear todo ese tiempo y esfuerzo en construir algo que ni si quiera sabemos si valdrá la pena.

Lo ideal es hacer una fase previa al lanzamiento (pre-venta).

Una vez sacado el producto bajo o de entrega gratuita podemos construir una landing page o una página de ventas directamente y ofrecer una venta anticipada a cambio de algún beneficio extra como horas de consultoría gratis o descuentos importantes bien el producto o en un servicio premium de mayor valor.

Algunos beneficios de emplear esta estrategia:

Comprobar si el producto es atractivo y si estamos en una buena horquilla de precios.

Obtener las impresiones de los primeros compradores, incluso la versión gratuita se puede entregar a cambio de esto.

Ingresos desde el minuto uno, aún sin haber acabado el producto lo que supone una mayor tranquilidad.

Nivel de satisfacción del cliente muy elevado, gracias a las impresiones que van aportando y se va mejorando el mismo con los aportes de los clientes.

Tanto si se entrega al final o se van haciendo entregas parciales lo más importante es recibir continuamente las impresiones de estos primeros clientes, será un win to win ya que te ayudarán a encontrar una mejor versión del producto lo que cual es bueno para todos.

El tipo de personas que aceptan esta oportunidad aceptan a tomar cierto riesgo a cambio del placer de poder participar activamente en el desarrollo del proyecto.

También son el tipo de gente que se convertirán en tus clientes más fieles y los que más empeño y ayuda te prestarán a propagar y recomendar tu trabajo.

Si has valorado hacer esto a un precio reducido como contraprestación a la preventa es muy típico que esta se haga por tiempo limitado y para un reducido grupo de usuarios.

Ya sabes que la escasez y la urgencia bien empleadas son una potente arma de persuasión.

Una vez sacada la preventa será cuestión de estudiar si las ventas posteriores, a un precio más alto, vas a hacerlas mediante lanzamientos puntuales o evergreen (siempre disponible). 

lectura y video recomendado

1.000 true fans de Kevin Kelly (tiene más de 10 años pero su vigencia es total)

 

 

el lanzamiento 

 

Antes de nada quiero empezar por lo que para mi es el gran error que cometen todos los que lanzan sus blogs como un gran BOOM…

no es otro que lanzar el blog como un evento y no COMO UN NEGOCIO.

Sobre este tema tengo una visión un poco particular y para no hablar… ahora, por qué es necesario, lo dejamos para este otro post (si es que te interesa el tema), en el te cuento la triste realidad detrás de los lanzamientos.

En este tipo de lanzamientos solo veo una ventaja y es que si sale bien (lee esto dos veces) son super efectivos.

Sigamos…

Para mi los lanzamientos son la continuación de un largo proceso y el comienzo de otro más largo aún.

Pregunta…

¿Tienes alguna estrategia preparada?

Y no, no vale publicar algo en el blog y enviar un email a tu lista (si es que ya la tienes)

A ver, no es que no valga, pero no es suficiente.

Por contrario hazte estas otras:

¿Dónde está mi público? (ademas de en tu blog)

¿Qué mensajes voy a comunicar?

¿Por dónde lo voy a hacer?

¿Qué propuesta de valor voy a proponer?

¿Cómo funciona mi producto y como lo voy a explicar a mis futuros clientes?

¿Cómo comunico que mi propuesta es distinta a la de la competencia? 

 A estas alturas responder a estas preguntas no te será muy difícil.

Después de todo deberían haber quedado resueltas cuando hablamos de tu cliente ideal y del problema que resolverá tu producto o servicio.

Ya sabes quien es tu cliente ideal, sabes dónde está y sabes como es, por tanto también sabes cómo y dónde hablarle.

Sobre todo explicar bien tu producto y demostrar cómo se ajusta perfectamente a sus necesidades y cómo resuelve ese problema que detectaste en ellos.

Un post como invitado aquí o allí tratando de captar audiencia de otros, ayudará pero no te llevará a ningún lado.

No necesitas apropiarte ni de la audiencia de otros ni de su estrategia (otro de los grandes errores)

creer que lo que funciona para los demás va a ser exactamente igual para ti y esto no es del todo cierto.

Puedes adaptarlo a ti pero no replicarlo 100%, créeme, sé de lo que hablo.

Debes escoger tu propia voz y propagarla, pensarlo todo cuidadosamente y sobre todo tomar muy buena nota de todo lo que continúes averiguando gracias al feedback recibido, ignorarlo es un error grave… letal.

I M P O R T A N T E:

Un lanzamiento fallido no es el fin del mundo.

Nunca son fallidos… si se aprende de ellos. 

Un lanzamiento fallido quiere decir que el proceso continua, quizás no cómo habíamos planeado, pero por otro lado es lo normal…

¿Te imaginas que todos acertáramos a la primera?

Revisa el producto, tu comunicación, los comentarios que hayas podido obtener por el camino… y si hay que cambiar, se cambia.

feedback

 

Ya hemos hablado antes de esto.

Cási lo único que podemos dar por cierto es que no lo harás bien la primera vez.

Es más, puede que ser que hayas encontrado una solución demasiado fácil, osea, cualquiera puede replicarla sin el más mínimo esfuerzo, y por tanto…

puede ser muy barato de obtener o peor aún, no estén dispuestos a pagar por ello.

Cuanto mayor es el problema resuelto, mayor es la cantidad que están dispuesto a pagar.

Quédate con esto…

No compramos bienes, no contratamos servicios…

lo que en realidad estamos comprando o contratando son cambios de estados.

¿Cómo se encuentra tu cliente ANTES y como DESPUÉS de comprar tu solución?

Cuanto mayor es la distancia entre estados, mayor es el precio que podremos aplicar.

¿Y que tiene que ver esto con el feedback?

Pues que debemos integrarlos en la solución, deben ser parte de ella, por inclusión o por descarte.

Intenta recibirlos en cualquier formato… comentarios en tus posts en rrss, correos electrónicos…

y en cualquier punto del recorrido de tu cliente.

Eso nos ayudara a que se ajuste perfectamente a su realidad, no se trata de hacer el producto que nos gusta sino el que el cliente necesita.

Usa todas las fuentes a tu alcance.

más allá de tu producto

 

¿Debemos tener un solo producto?

Pues evidentemente, y ya lo hemos comentado antes? no

Lo ideal es disponer de varias versiones de nuestra solución para según que necesidades tenga el cliente.

Pero, independientemente de que así lo tengamos planeado, lo ideal es empezar por uno solo.

Es lo mejor para no perder el foco.

Elaborar y poner en marcha el primero y una vez esté disponible y genere ingresos de forma más o menos estable ir dando forma al siguiente nivel.

El hecho de haber puesto en marcha el primero no quiere decir que lo perdamos de vista.

Pero también es cierto que una vez tengamos el primero en marcha y aunque sigamos haciendo un seguimiento del mismo el tiempo que invertiremos en estas tareas será menor y dispondremos de más tiempo para seguir avanzando.

Volviendo al ejemplo de eBook…

este podrá resolver o ayudar a resolver cierto problema.

Toca ahora añadir más valor para poder incrementar el precio, también puedes aumentar tu tiempo dedicado para hacerlo.

Otras formas son:

cursos online

seminarios

membresía o contenidos de pago por suscripción

coaching o asesoramiento personalizado…

Al final siempre se trata del valor proporcionado, cuanto mayor sea, más compararán, mas caro pagarán o mas tiempo permanecerán.

Toca concentrarse en encontrar diversos flujos, es decir, distintas formas de monetizar siempre dentro del mismo nicho de mercado.

Sea lo que sea que pensemos es importante que cumplan estas dos condiciones en la medida de lo posible:

1. Escalabilidad: conseguir la mayor cantidad de ventas de la forma más automatizadas posible con la mínima intervención por nuestra parte.

2. Magnitud: Ventas a un mayor precio que si bien exija mucha más participación activa entre dentro de los parámetros tiempo/dinero.

Hay quien tiene sólo 9-10 clientes de mentoría o asesoramiento personalizado, pero facturan 100.000 €/año, si bien necesitan una cantidad de tiempo considerable, está se ve ampliamente compensada con los ingresos.

pasos siguientes

 

Cómo verás a lo largo del todo el texto básicamente hay dos ideas fundamentales…

1. No atascarse en la creación de contenido. Crear contenido está bien pero no hará que mágicamente comiencen los ingresos.

Entrar en ese circulo de crear, propagar, no consigue el nivel de visitas que quiero… creo más contenido… puede ser mortal.

No puedes pensar cómo blogger, tienes que hacerlo como emprendedor… como empresa.

2. Crea un negocio basado en tu cliente. Crear un negocio basado en lo que uno quiere no es un negocio, es una afición, un hobby.

centrate en el cliente

crea una estrategia comercial

crea tu primer producto

crea una estrategia de contenidos…

Y comienza hoy, no lo dejes para mañana.

recursos

 

– Sobre cliente ideal «de hobby a negocio»

– Sobre negocios digitales «Un blog no es un negocio»

– Sobre contenido de pago, membershipsites «Membershipsite, 3 razones para crear uno de éxito»

– Sobre diseño de producto digital «Descubre el memebershipsite por el que tus clientes estarán encantados de pagar»

– Sobre transformación se servicios en productos digitales «¿Cómo vender más? La solución convertir servicios en productos»

– Sobre construir un negocio digital basado en un blog «SmartBlogging»