Mitos del email marketing (y por qué los gurús te desinforman)

Quiero ser totalmente honesto contigo 🙂

La única razón por la que hago este curso gratuito es poder vender el máximo posible de Smart Email Marketing

porqué la mayor objeción cuando vendí la anterior versión (v. 1.0) fué:

«No tengo una lista»

y contra eso… imposible argumentar…

y así, imposible de implementar SEM (Smart Email Marketing)

si no tienes… pues no tienes…

lo pillo.

Bueno por esto y por qué construir una lista debería ser tu prioridad número 1

Lo primero que quiero hacer es desmontar dos mitos que han crecido gracias a la DESINFORMACIÓN que los gurús se han encargado de hacer correr como la pólvora

y… ¿cuál es el por qué de este interés?

porqué la desinformación crea demanda de sus productos.

MITO 1

 

Seguro que recuerdas que la lección anterior se llamaba creación de listas… rentables

Pues bien seguro que habrás escuchado/leído que «la pasta está en la lista» 

Bueno, si y no.

o bien, no es del todo cierto.

Si lo afirmas rotundamente te diré que es mentira… (recuerda que ya te lo dije)

El dinero se encuentra en las… relaciones que tengas con los miembros de tu lista… y ese SI que es tu verdadero activo.

La única forma que alguien saque su tarjeta es que te CONOZCA y CONFIE en ti

Cuando has demostrado verdadero interés por tu tribu, has logrado su atención primero, su confianza después nace una relación basa en el respeto y… OJO: esa confianza y respeto NUNCA pueden ser traicionadas…

Bajo ningún concepto.

MITO 2

y por cierto muy relacionado con el primero.

El tamaño IMPORTA. Grande es MEJOR.

Para nada

Desinformación de nuevo.

Mi lista no es demasiado grande, diría que pequeña, y es más…

Al menos una vez al mes se ejecuta una automatización «que limpia» a aquellos que no abren los 3 últimos email, de forma que la mantengo con buena salud…

y tengo clientes qué hacen lo mismo.

Una lista bien segmentada y con un buen filtro para llegar a ella produce mejores resultados… pero muy pocos hacemos esto

¿De verdad piensas que una oferta enviada a una lista de 100K puede interesarle a una mayoría de ellos?

¿Podría ser que una lista 10 veces más pequeña obtuviera iguales o mejores resultados si previamente hubiéramos segmentado bien al púbico que queremos en ella y hubiéramos aplicado un filtro (puede ser una pequeña encuesta de 3 preguntas) para conocer mejor sus preferencias y necesidades?

Entonces… si queremos resultados distintos…

Además hay un daño colateral importante (más abajo te lo explico)

En una ocasión leí un artículo en el que hablaban de afiliación, ya sabes, comisionar recomendando productos o servicios de otros

Pues bien, uno de ellos hablaba de que había levantado 50.000€ en su última campaña de afiliados.

Esto me hizo que pensar porqué si, como había comentado un par de lineas más arriba, su lista era de casi 100.000, eso daba como resultado que había ingresado 0,50€ por suscriptor (mas o menos).

Todo eso sin contar el mes que había durado la promoción y de haber tenido un montón de bajas en la lista y dejarla totalmente quemada (daño colateral)

¿Es eso rentabilidad?

Aunque, y esto es mi opinión personal, eso le importaría poco ya que se ve a la legua como su filosofía de empresa está centrada en producto y no en clientes, así que lo que les pase…. ppffiiiiuuuu…

Si se quieren dar de baja, adiós… ya vendrán otros.

Por tanto… ni el tamaño importa tanto por sí mismo, ni el dinero está en la lista sino en lo que hagamos con ella.

Esto va más de francotiradores que de nido de ametralladoras.

Siguen empleando el modelo TV, a cuantos más llegues mejor, y es cierto que venderán pero por estadística pura no por relevancia ni confianza.

Esto vas más de targeting, de adecuar la oferta a la persona correcta y eso lo veremos en la próxima lección. Haz clic aquí para continuar

P.D.:

PETER DRUCKER: El objetivo del marketing es convertir a la venta en un hecho irrelevante. El verdadero objetivo es CONOCER y ENTENDER de tal forma a tu cliente que el producto o servicio se ajuste a él de tal forma que se venda solo.